^ TOP BACK

 titu

El martes santo la familia Bethlemita, iniciamos meditando en el ejercicio piadoso de las cinco primeras lámparas, según la experiencia de Nuestra Madre Encarnación Rosal. Para honrar los dolores íntimos del Corazón de Jesús.

 

El acto nos lleva a una profunda meditación del dolor de Cristo en: Su agonía en el huerto de Getsemaní, el beso de paz del traidor Judas, la bofetada recibida en la casa de Anás, los golpes y ultrajes del que fue víctima y el dolor por la negación de San Pedro. Bendecidos por la gracia de Dios, vivamos esta jornada en su presencia.

MAR1F-min