^ TOP BACK

titulo

A partir del día lunes 24 de octubre se lleva acabo los diferentes triduos a la Beata Madre María Encarnación Rosal, en este año se conmemoración 130 años de su muerte. El 26 de Octubre de 1820 en Queztzaltenago – Guatemala vio por primera vez la luz una pequeña niña de nombre Vicentina Rosal.

 

El triduo estuvo acompañado del grupo del coro musical de la institución además las estudiantes del 8º Año de Básica Paralelo “B” realizaron una dramatización sobre la Devoción de los dolores internos del Corazón de Jesús según la Madre Encarnación Rosal.

Dramatización:

Era un Jueves Santo, 9 de abril de 1857, entre las dos y tres de la madrugada hora en que la Sor Encarnación Rosal se disponía a orar   pero, al momento de hincarse, sintió que le jalaron el velo que la cubría oyendo, al mismo tiempo, el sonido de una campanilla de oro; un suave tañido que pasó desapercibido para la religiosa.

Sin distracción, continuó su oración específicamente, en la traición de Judas y más aún, en cómo se sentiría el Corazón de Jesús con ese acto hecho por uno de sus discípulos cuando una voz interior le dijo: “No celebran los dolores de mi corazón”.

Los siguientes quince días, la voz continuó resonando en el interior de Sor Encarnación.

La época de lluvia inició, en los alrededores del mes de mayo, cuando, nuevamente entre las dos y tres de la mañana Sor Encarnación atraviesa el Claustro de las Beatas de Belén y, al entrar a la capilla para orar, nota que está inundada de una luz que no lastima la vista, y entre dicha luz, se presenta Jesús Resucitadoy de todos los poros del cuerpo de Jesús brotaba sangre y, sacándose el corazón, se lo mostró traspasado por diez dardos crueles, debido al quebrantamiento de los diez mandamientos.

Entonces pensó en promover la celebración de los dolores del Corazón de Jesús y le ofreció trabajar por ello, y le dice:

“Te prometo Señor pasar por vergüenzas, contradicciones, trabajos y dificultades para establecer y promover la devoción a los Dolores Internos de tu Sagrado Corazón”.

Luego de esta experiencia se mandó a hacer una imagen del Sagrado Corazón de Jesús, que se cree que se encuentra en veneración en el Beaterio de Belén de la Ciudad de Guatemala.

2

2 triduo                            tercer